Infertilidad Cuando la cigüeña no llega


Hoy el 10 % de las parejas presenta alguna imposibilidad para lograr el embarazo. Verdaderamente la infertilidad es más frecuente de lo que la población piensa.

En la actualidad, y contrariamente a lo que la gente supone, es sabido que de las parejas que realizan tratamientos para concebir, las causales son en un 40% de índole masculina y el 60% femeninas. Muchos hombres no quieren plantearse la posibilidad de ser infértiles pero tienen que entender que esto no tiene nada que ver con la virilidad y que hoy en día existen muchos tratamientos que les ayudarán a ambos a concebir. La investigación de los problemas de fertilidad debe afrontarse como pareja.

A veces, este proceso de investigación y tratamientos es vivido con mucha frustración. Afecta a la pareja en forma económica y psicológica. Recibir apoyo psicológico puede ser de gran ayuda ya que los pacientes se someten a tratamientos en los que el éxito no está garantizado y el desgaste emocional es muy fuerte.

El fantasma que acecha
El estrés puede ser un factor tanto causante como agravante de un problema de fertilidad. Y pasa a tener más relevancia en las situaciones en las que no se encuentra una causa que justifique la esterilidad. Se dan infinidad de casos en que las parejas cambian las condiciones de vida y el medio o se van de vacaciones, luego de realizarse un sinnúmero de estudios en los que no se les encontró el origen del problema, y al volver dan cuenta de una concepción exitosa.

Luchando contra el reloj biológico
Es difícil definir un tiempo límite para ser mamá, aunque la realidad nos demuestra que la edad de una mujer para buscar su primer embarazo se está extendiendo y eso es preocupante. Sabemos que nuestras abuelas se casaban a los 16 años y a los 20 ya tenían hijos.

En este momento la planificación de la vida de cada mujer está cambiando, así como también la organización de la pareja. Se le da mucha prioridad al aspecto laboral y a la profesión, el estudio o el logro de una carrera. Y todo eso va desplazando sistemáticamente la edad de un primer embarazo. Los riesgos se incrementan ligeramente a partir de los 35 años y fundamentalmente los de cromosomopatías. Estos últimos aumentan drásticamente a partir de los 40.

A su vez, tendrá mayores probabilidades de desencadenar enfermedades metabólicas, diabetes o hipertensión. Además la calidad general de los óvulos disminuye con la edad y el útero de la mujer es menos receptivo a un óvulo fecundado cuando aumenta la edad, y por eso es más difícil implantarlos con éxito. Es decir, que se da un incremento de situaciones desfavorables a partir de cierta edad.




La informacion de este articulo tiene una funcion solamente informativa. Recomendamos que consulte a su medico o terapeuta ante cualquier duda



Link relacionado
Signos y Marcas - Asesoró: Dr. Augusto César Labrousse
Etiquetas / Tags: infertilidad femenina, foro infertilidad, inseminacion artificial, infertilidad masculina, reproduccion asistida , embarazo, infertilidad secundaria, esterilidad





Comentarios:

No hay comentarios todavia

 

Todos los derechos de los temas tratados en este sitio son propiedad de sus respectivos autores
Borloj.com. (c) Copyright 2011 XHTML 1.0 Strict | Pure CSS Layout